Dibond

El DIBOND es un material para la impresión de fotografías de alta calidad. Es el preferido por los diseñadores de interiores debido a su durabilidad, calidad de impresión y diseño elegante.

Se compone de una lámina de dos capas de aluminio de 0,3 mm de grosor cada una, que envuelven a una plancha de polietileno de 2,4 mm. Una de las planchas de aluminio sirve de base para colocar el bastidor de madera con el que colgar la fotografía, en la otra lámina se hará la impresión directa. El polietileno, aporta grosor a la vez que ligereza.

La impresión directa se hace sobre una plancha de aluminio lacada en blanco. Ese blanco es la base sobre el que se imprimen los diferentes colores de la imagen. Esta técnica crea un relieve en la impresión que llena la fotografía de matices y texturas.

La obra se presenta sin marco y con un bastidor de madera que separa 2 cm la imagen de la pared.

El dibond es un material caracterizado por su alta durabilidad, es resistente a la humedad permitiédonos más versatilidad a la hora de buscarle ubicación. Además tiene fácil mantenimiento, pudiéndolo limpiar con un paño húmedo.

Resistente, elegante, moderno, ligero. El Dibond es un material perfecto para imprimir y exponer las fotografías.

Metacrilato

El METACRILATO, la joya de la corona en los acabos de impresión, es elegido por la mayoría de museo y galerías de arte para la exposición de sus obras.

Es un material plástico sutitutivo del vidrio, presenta un 93% de transparencia, proporcionando mayor lucidez a la imagen además de aportarle ligereza y resistencia.

En nuestro caso usaremos una técnica llamada DIASEC.

Una vez realizada la copia fotográfica, se silicona la imagen a una plancha de metacrilato de 5mm de ancho y se pega la trasera a una plancha de dibond de 3mm.

Este proceso implica mayor tiempo y delicadeza que cualquier otro proceso. El  secado de la silicona es fundamental para obtener un buen resultado final y eso puede llevar varios días.

Una vez terminado este proceso se pulen los bordes para obtener un acabado perfecto.

Con este procedimiento realzamos los colores, los contrastes y los detalles, proporcionando un brillo único en la fotografía.

Una técnica perfecta para proteger la imagen sin desvirtuarla, preservándola de los rayos UV, arañazos y otros posibles desperfectos.

La presentación de la obra es sin marcos y con un bastidor de madera que separa la obra 2 cm de la pared.

Resistente, brillante y duradero. El Metacrilato es un material perfecto para ensalzar el acabo de la fotografía.